Author Archives: admin

  • 0
John Wesley

Un acontecimiento que cambió la historia

Durante estos días que vive la humanidad y, por supuesto, también nuestra nación, vale la pena recordar que Dios sigue siendo el mismo, por más adversas que sean las circunstancias. Porque en la historia siempre surgen nuevos desafíos. Por diversas razones, tenemos la tendencia de pensar, que no tenemos ni las capacidades ni las cualidades suficientes para lidiar con situaciones nuevas o complejas; de manera que, te invito a que hagamos algo muy inspirador y provechoso con este artículo, y es analizar la experiencia que cambió la vida de uno de los grandes personajes de la historia de la iglesia, el fundador del movimiento metodista: John Wesley. Personaje que, como en la mayoría de los casos, fue llamado en medio de una situación crítica y compleja; motivo suficiente para que el Señor lo usara con el propósito de impactar no solo a un grupo determinado de personas, sino a toda una sociedad. Precisamente, reflexionaremos sobre el impacto de un hecho acontecido el 24 de mayo de 1738, que cambió la historia de la iglesia, y el destino de toda una nación. Acontecimiento, que puede impulsarnos a meditar como cristianos en la Cuba de hoy, en el mundo actual. Conocido popularmente como “la experiencia del corazón ardiente”; este hecho ocurrió en la calle londinense de Aldersgate, donde radicó una modesta capilla en el siglo XVIII. Sin embargo, la fama de este sitio se extendió por toda la historia a causa del movimiento que generó.

Veamos como Wesley reflejó en su diario lo acontecido el 24 de mayo de 1738:

«Como a las 5 de la mañana abrí mi Nuevo Testamento y encontré estas palabras: ‘Nos son dadas preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas fueseis hechos participantes de la naturaleza divina» (2 Pedro 1:4). Al salir de mi cuarto me fijé en lo siguiente: ‘No estás lejos del Reino de Dios». Aquella tarde me invitaron a ir a la catedral de San Pablo, y la antífona era: ‘De lo profundo, oh Jehová, a ti clamo… Espere Israel a Jehová, porque en Él hay misericordia…»  Por la noche fui, casi a pesar mío, a una pequeña reunión en la calle de Aldersgate, donde oí la lectura del Prólogo de Lutero a la Epístola de San Pablo a los Romanos. Como a las nueve menos cuarto, mientras escuchaba la descripción que Lutero hace del cambio que Dios obra en el corazón por la fe en Cristo, sentí arder mi corazón de una manera extraña. Sentí que confiaba en Cristo, y en Cristo solamente, para mi salvación; recibí la seguridad de que Dios había borrado mis pecados y que me salvaba a mí de la ley del pecado y de la muerte. Me puse entonces a orar con todas mis fuerzas por aquellos que más me había perseguido y ultrajado. Después di testimonio público, ante todos los asistentes, de lo que sentía por primera vez en mi corazón.”

Juan Wesley desde ese día fue otro, cuando caminaba era otro, cuando oraba era otro, cuando predicaba era otro, cuando ministraba era otro. NO ERA MÁS QUE UN HOMBRE DIRIGIDO POR EL ESPÍRITU SANTO. No obstante, esta experiencia en Aldersgate, fue el resultado de años de peregrinaje de Wesley en su lucha por vivir el cristianismo genuino. Antes, cada vez que se planteaba un nuevo reto, este iba acompañado de la sombra de la decepción y la duda. Por ejemplo, siete años después de haber sido ordenado como sacerdote de la Iglesia de Inglaterra (anglicana), el 14 de octubre de 1736 se embarcó para Georgia, con el objetivo de predicarle a los indios americanos. En aquel viaje tuvo la oportunidad de conocer a los cristianos moravos, grupo de creyentes que llamó mucho la atención al propio Wesley, por la fe tan sencilla, y a la vez tan alegre que vivían el evangelio. Algunas experiencias junto a estos cristianos de fe tan ferviente, conjuntamente con el fracaso de su misión en Georgia, lo hicieron regresar frustrado a su país; lo primero porque se cuestionó si verdaderamente era cristiano, y lo segundo como él mismo dijo: “Fui a América a convertir a los indios, y quién me convierte a mí”.

Volviendo a la importancia de la experiencia en Aldersgate. El escritor y teólogo metodista Ted Runyon registró la siguiente frase en su libro “La Nueva Creación. La teología de Juan Wesley para hoy”:

Wesley ha sido ampliamente acreditado como el primero en incorporar explícitamente desde su perspectiva teológica la dimensión experimental de la fe cristiana. Sin embargo, en nuestro tiempo cualquier apelación a la experiencia religiosa hace que les den escalofríos a muchos teólogos.

En su diario refleja la búsqueda de esta experiencia, y posterior a Aldersgate, enseñó la importancia de la fe viva y genuina en Dios.Se dio cuenta que no es suficiente con tener las doctrinas correctas, como él las sostenía. También las prácticas correctas no son suficientes, porque él también las practicaba. Se dio cuenta que la vida cristiana es una experiencia desde adentro, que transforma el corazón y lo hace brotar y germinar hacia afuera. De manera que, una de las características del avivamiento metodista del siglo XVIII, era el fervor, la pasión, el entusiasmo de aquellos hombres y mujeres que sacudió y barrió a toda una nación. Sus efectos en la nación inglesa lo veremos a continuación, pero antes recordemos que un encuentro con Dios cambia la vida de una persona. Como en Pentecostés, de acuerdo al libro de los Hechos, el derramamiento del Espíritu Santo operó un cambio en la vida de los apóstoles y discípulos. Posterior a ello, el apóstol Pedro se levantó y dio una poderosa predicación y rápidamente se unieron los primeros convertidos. Ese fuego denota la presencia purificadora de Dios, que consume los elementos indeseables de nuestras vidas, encendiendo en nuestros corazones la llama que inflame la vida de otros. Eso fue lo que ocurrió con Wesley, eso es lo que necesitamos para nuestro tiempo.

Por supuesto, la oposición siempre estuvo. A raíz de su nueva línea de predicación bíblica, los púlpitos de la iglesia de Inglaterra le fueron cerrados a Wesley, en consecuencia, dijo una frase, que resume todo el impulso del nuevo movimiento fundado por él: “El mundo es mi rebaño

De ahí que Wesley se preocupó por la situación de los pobres, de los desamparados. El movimiento metodista creció a partir de los mineros (obreros que eran de escasos recursos), y se extendió entre los pobres. Wesley predicaba a las multitudes donde fuera necesario, y Dios confirmaba con señales y maravillas al estilo bíblico. Organizó a sus seguidores en sociedades, con el fin de que crecieran y vivieran una vida cristiana en santidad. Instituyó capillas, escuelas, centros médicos, etc. Ayudó con la creación de fondos para dar créditos a los pequeños negocios. La educación fue otro de los pilares fundamentales, además de la venta (a precios muy bajos) de literatura cristiana, que desarrolló hábitos de lectura en grandes sectores de la población inglesa. Todo esto acompañado de un gran avivamiento espiritual.

La mayoría de los historiadores coinciden en declarar que, la llegada del movimiento metodista salvó a Inglaterra de una revolución sangrienta como la ocurrida en Francia en 1789. Si tenemos en cuenta que, la población de Inglaterra en la época de Wesley era de unos cinco a ocho millones; casi el diez por ciento vivía en Londres, la gran mayoría en severas condiciones. La vida en las ciudades y aldeas era precaria, especialmente para los pobres, que eran numerosos. No había seguridad en los empleos. La vivienda era mayormente inadecuada y muy costosa. El agua era escaza. El alcohol, la violencia, la prostitución y el juego “ayudaban” a mucha gente a lidiar con la desesperación y el abandono. Los ricos eran pocos en número, pero extremadamente poderosos. Los comerciantes y las familias arrojaban toda la suciedad a las calles y los ríos, donde el olor a podrido era insoportable. En esa época, nominalmente la gran mayoría de los ingleses eran “cristianos”. Sin embargo, la sociedad reflejaba todo lo contrario, ya que los valores morales y éticos estaban desapareciendo. Como el concepto de salvación para Wesley era algo integral, o sea una obra completa, él creía que la conversión también era la transformación del entorno del individuo, además de su crecimiento personal. De ahí que, el cambio es desde adentro, pero también hacia afuera, el contexto del nuevo creyente también debe ser afectado.

Como pudimos ver, una experiencia profunda con el Señor cambió la vida de Wesley para siempre, y esta a su vez, afectó la vida espiritual y social de toda una nación. El avivamiento wesleyano en la Inglaterra del siglo XVIII, generó un movimiento que continua hasta la actualidad. Hoy en día las corrientes y denominaciones evangélicas que se consideran herederos espirituales y doctrinales de Wesley, agrupan a más de 600 millones de miembros a nivel mundial, y están presente en todos los continentes. Pero como en toda historia, existe una causa, que es importante siempre recordar y analizar. Todos los avivamientos que han ocurrido a través de la historia, han tenido un denominador común: la Fe genuina; y es desde allí donde siempre debemos actuar. Sin duda, la experiencia en Aldersgate nos puede aportar una nueva perspectiva.

Vicerrector: Lic. Rigoberto Figueroa Y


  • 1
Anuncio Oficial

Anuncio Oficial del Seminario Evangélico Metodista

Tags :

Category : Informaciones

Dadas las actuales circunstancias hemos decidido suspender todas las actividades del SEM. Hasta septiembre. Fecha en la cual debe ingresar un nuevo grupo. El Rev. Javier Díaz les hará saber quiénes son los de nuevo ingreso.

Los estudiantes de último año no se presentarán a exámenes finales. Serán evaluados por el recorrido que han acumulado.

La graduación será en el momento que se defina una vez normalizada la actual situación.

Los que están en tesis les pedimos que las terminen y las revisen para que las presenten en un evento especial que tendremos para ellos en el futuro.

Al resto de los estudiantes les animamos a que sigan trabajando en sus tareas pre- encuentro.

Oramos para que a partir de septiembre todos los módulos vuelvan a la normalidad.

Cuídense ustedes y a sus familias.

Dios les bendiga.

Directiva del SEM


  • 1
Resurrección

La resurrección de Jesús

Texto: Lucas 24:1 -7
El primer día de la semana, muy de mañana, vinieron al sepulcro, trayendo las especias aromáticas que habían preparado, y algunas otras mujeres con ellas.
Y hallaron removida la piedra del sepulcro; y entrando, no hallaron el cuerpo del Señor Jesús.
Aconteció que estando ellas perplejas por esto, he aquí se pararon junto a ellas dos varones con vestiduras resplandecientes; y como tuvieron temor, y bajaron el rostro a tierra, les dijeron: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?
No está aquí, sino que ha resucitado. Acordaos de lo que os habló, cuando aún estaba en Galilea, diciendo: Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado, y resucite al tercer día.
Hasta el día antes de la resurrección pareciera que había llegado el fin de los seguidores de Jesús, un posible intento más, fallido como muchos ya había acontecido con anterioridad.
Los enemigos de Jesús celebraban la victoria de haber por fin eliminado al nazareno que los confrontaba. Las autoridades militares habían terminado con unos días de revueltas y disputas religiosas entre los judíos. Los pecadores que habían sido puestos en evidencia ahora estaban libres de aquella mirada acusadora.
Los discípulos algunos temerosos de correr igual suerte que Jesús se ocultaban lo mejor posible. Otros angustiados por el dolor y la pesadumbre no encontraban consuelo en ningún lugar. Unos deciden volver a pescar para distraerse u olvidar las penas y el luto.
La madre de Jesús y sus amigas ya convencidas de que nada más podían hacer, vienen cargando los ungüentos para preparar el cuerpo para una honrosa sepultura, ya que la prisa del día anterior y por causa del día de reposo no habían podido hacer nada al respecto.
Todo parece ser un día normal hasta que en ese amanecer del domingo cuando salen los primeros rayos del sol, las mujeres que se acercan a la tumba que debía contener el cuerpo de Jesús, descubren que esta se encuentra abierta y no ven ni rastros del que consideraban muerto.
Entonces son confrontadas en medio de su confusión por seres espirituales que le dicen:
¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?
Ese fue el inicio de un nuevo amanecer, un día que pasa del luto a la fe, a la esperanza, al gozo, a la vida. A partir de ahí cobraron fuerzas los discípulos y fueron a testificar del poder de Dios a todas las naciones, hasta llegar a nosotros en la actualidad.
Hoy el mundo se encuentra en medio de una crisis sanitaria que ha impactado a cerca de dos millones de personas, otros 112 000 han muerto, y el resto está en angustia y ansiedad sin ninguna garantía de poder evitar esta pandemia.
La muerte parece ganar terreno cada día, ya muchos se han resignado a esperar que les visite la muerte, otros no tienen a quien acudir, y ni la ciencia ni la religión pueden ofrecer garantías.
Solo queda un lugar donde mirar, no es entre los muertos, sino al que vive. ¡Jesús vive!
Nuestra esperanza está en un cristo Vivo. Venció al pecado. Venció a la muerte.
Aunque todo parezca perdido, aún hay esperanzas en Jesús. Acordaos de lo que os habló, cuando aún estaba en Galilea, diciendo: Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado, y resucite al tercer día.
Juan 11:25-26 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque
esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente.

¿Crees esto?


Rector: Rev. Enoel Gutiérrez E
Rector: Rev. Enoel Gutiérrez E

  • 0
Viernes Santo 2020

Las palabras de Jesús en la cruz.

Category : Teología

Tradicionalmente el viernes cuando la cristiandad recuerda la crucifixión de Jesús, se repiten en uno o varios sermones las conocidas 7 palabras de Jesús en la cruz.
En realidad, no son siete palabras, sino siete locuciones o expresiones en sus últimas horas de agonía en el martirio.
El conjunto de estas 7 expresiones aparece disperso en los diferentes evangelios, y el orden cronológico con el cual fueron dichas no se conoce con exactitud, ya que cada evangelista del Nuevo Testamento resalta aspectos diferentes. El orden que hoy tenemos es resultado de la tradición de la iglesia que así ha considerado que resultarían más lógicos y razonables.
1) «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.» (Lucas, 23: 34).
2) » De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.» (Lucas, 23: 43).
3) «Mujer, he ahí tu hijo. […] He ahí tu madre.» (Juan, 19: 26-27).
4) » Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? » (Mateo, 27: 46 y Marcos, 15: 34).
5) «Tengo sed.» (Juan, 19: 28).
6) «Consumado es.» (Juan, 19: 30).
7) «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.» (Lucas, 23: 46).
Es imposible para ningún humano, poder identificarse totalmente con el dolor y el sufrimiento que padeció Jesús en ese momento, pues entre el agonizante dolor físico causado por los azotes y la crucifixión, se suman el dolor de la traición, la burla, ver el sufrimiento de quienes le amaban, incluyendo su madre, y para más el peso del pecado de toda la humanidad siendo vencido por medio de su sangre derramada.
Aquí encontramos una muestra integral del amor de Jesús por toda la humanidad, quien, en los momentos de mayor dolor físico, no escatimó en dedicar sus últimas energías y suspiros para dejarnos un mensaje de amor y de esperanza.
Podemos resumir estos mensajes de la siguiente manera.
1. Perdón para todos incluyendo aquellos que consideramos que no lo merecen.
2. Esperanza para todo aquel que en él cree, aunque sea en los últimos minutos de
su vida.
3. Amparo para quienes pierden a un ser querido.
4. Expresión de dolor y de soledad en medio del sufrimiento y la inminente muerte.
5. Manifestación de su humanidad al expresar la sed.
6. Compromiso de cumplir con su deber, aunque en esto le fuera la vida.
7. Rendición y entrega total en las manos de Dios Padre.
Isaías 53:11 Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos.

Rector: Rev. Enoel Gutiérrez E
Rector: Rev. Enoel Gutiérrez E

  • 1
Santa Cena

LA NUEVA PASCUA

Category : Teología

Texto: Lc 22:7-8, 14-20

El texto que acabamos de leer nos lleva a la institución de la Cena del Señor como sacramento de la iglesia cristiana. Los primeros versículos nos hablan de la celebración de la pascua. Esta era una fiesta que el pueblo judío celebraba anualmente. Jesús y sus discípulos, como buenos judíos, también se disponían a celebrarla. Pero en esta ocasión, algo diferente iba a suceder.

Hasta ese día, quienes se reunían a la mesa, compartían los elementos: carne de cordero, pan sin levadura y vino, agradeciendo a Dios por haber liberado a sus antepasados de la esclavitud en Egipto. Pero en esta ocasión, aquellos elementos toman una connotación diferente. Cuando Jesús parte el pan, les dice que ese es su cuerpo, que por ellos será dado. Cuando toma la copa de vino, les dice que esa es la copa del nuevo pacto en su sangre. Y les dice: “Haced esto en memoria de mí.”

Al día siguiente, Jesús es inmolado como el cordero de la pascua, derramando su sangre inocente para salvar a todos los pecadores. Por tanto, Jesús es la pascua. Por su sangre, ha establecido un nuevo pacto, que recordamos siempre que compartimos en comunión el pan y el vino.

Pero este acto de recordación implica mucho más, no es solo recibir el pan y el vino. Jesús nos deja instrucciones sobre algo que nosotros debemos hacer como parte activa en esta relación de pacto.

En el relato de Juan, en medio de la cena, Jesús lava los pies de sus discípulos para dejarles una enseñanza, con la intención de que aquel mensaje permanezca como una práctica en sus vidas. Él quiere que se demuestren el amor por medio del servicio los unos a los otros. Por eso es que, así como él habla de un nuevo pacto, en el evangelio de Juan, él habla de un nuevo mandamiento. Después de haber terminado de cenar, les dijo: “Un mandamiento nuevo os doy: que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros” (Jn 13:35).

A la Santa Cena también se le conoce como la Comunión. La palabra griega que se emplea para comunión es koinonia, que significa también participación, hermandad, compartir, etc. El énfasis aquí es que la cena del Señor representa la unidad del cuerpo de Cristo. Cuando se establece un pacto no es solamente para recibir, sino que implica una entrega, un compromiso muto entre los participantes de dicho pacto. En otras palabras, en la cena del Señor, además de renovar mi pacto con Dios, estoy renovándolo con su pueblo. Al compartir el pan y el vino me estoy asociando con Dios por medio del sacrificio de Cristo, pero al mismo tiempo, todos estamos compartiendo su vida por fe, por tanto, estamos confirmando que somos parte del mismo cuerpo que es la iglesia de Cristo.

Este año, no podemos celebrar la comunión en la iglesia junto a nuestros hermanos y pastores, sin embargo, es una oportunidad especial que Dios nos está ofreciendo para celebrarla en familia. La primera pascua tuvo lugar en Egipto, en condiciones algo similares a las que hoy estamos viviendo. Cada familia debía permanecer en su hogar, compartiendo la cena que constaba de pan sin levadura, vino y la carne del cordero sacrificado, cuya sangre debía untarse en los marcos de las puertas como señal de que el ángel de la muerte no entraría a llevarse el primogénito de esa familia.

Hoy vivimos uno de los sucesos más trágicos en la historia del mundo moderno. Nuestra generación nunca había experimentado algo así. En estos momentos, muchos están tratando de encontrar una respuesta lógica para lo que está sucediendo y donde quiera en las redes salen médicos y otras personas dando recetas, consejos, remedios. Muchos otros están dando profecías, tratando de ofrecer una explicación a lo que se vive y cómo terminará todo. Pero la realidad es que nadie, en ningún lugar de este mundo, ha podido ofrecer una valoración precisa acerca de cómo saldremos de esta situación.

Pero tú y yo conocemos personalmente al Dios de los imposibles. No tenemos que rompernos la cabeza tratando de buscar una solución lógica, porque no la encontraremos. Nos toca estar quietos, cuidarnos y ver la salvación que Dios nos traerá.

Hoy nos encontramos como los discípulos, cuando, en medio de un ministerio de señales, prodigios, sanidades y milagros, de pronto, Jesús les anunció que iba a padecer y a morir. Pero no los dejó ahí. Les dijo algo que cambiaría el curso de la humanidad: iba a resucitar.

Ese es el mensaje que debemos recordar hoy. Sabemos que padeció, sufrió y murió, pero no quedó en la tumba, sino que resucitó victorioso. Eso es precisamente lo que celebramos cada año en semana santa. No es una celebración al sufrimiento y muerte de Jesús, sino todo lo contrario, un festejo por su victoria al dejar una cruz y una tumba vacía como símbolo de su victoria sobre todo plan del maligno y sobre toda lógica humana. Él es especialista en transformar las aparentes derrotas en grandes victorias, y en este caso, estamos recordando la mayor victoria de todas.

Este año, una manera de celebrarlo puede ser viviendo esa comunión que Jesús instituyó, de una manera activa en familia. La iglesia es una familia de familias, por tanto, donde quiera que haya una familia reunida, ahí está la iglesia de Cristo. Cuando compartimos y nos servimos en amor los unos por los otros, estamos viviendo esa comunión de la manera en que Jesús quiere que hagamos en memoria de él.

Estamos viviendo momentos difíciles, hay mucha tensión en el ambiente. Recordemos que aquella noche, Jesús también estaba pasando por un momento difícil. Sabía que lo iban a entregar, e incluso, sabía que quien lo iba a entregar, estaba ahí entre ellos, y era uno de sus discípulos.

Sin embargo, tomó tiempo para dar una lección de amor y de esperanza que nos llega hasta nosotros hoy.

Recuerda sus palabras: En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

Haced esto en memoria de mí.

Decano: Rev. Heriberto Hernández J
Decano: Rev. PhD Heriberto Hernández J.


  • 2
La iglesia en internet

La iglesia en internet

La iglesia ha estado valorando por mucho tiempo una realidad presente, La Iglesia Online. Hasta hace poco solo estaba en la mente de algunos y otras iglesias ya tenían iniciativas sobre las redes sociales. La actual pandemia, Covit-19, nos ha obligado a usar los canes de internet para llegar a nuestros fieles. Aun son muy caros los servicios de internet, algunos países luchan contra la avalancha de personas usando los servicios, pero en Cuba nuestros problemas son otros; altos costos y poco acceso a la red de redes, como agregado un alto por ciento de nuestros miembros no tienen dispositivos para acceder o tienen alguno que no cumple con los requerimientos para conectarse a la red de datos de ETECSA.

¿Qué canales son lo que más se usan en nuestro país?

Básicamente las redes sociales más usadas son Facebook y WhatsApp, en cuba se publican videos en Facebook live y por WhatsApp audios y fotos. Nos hemos propuesto dar algunas recomendaciones para que la misión de la iglesia en Cuba sea más eficiente, dando acceso a la información que publicamos con una forma efectiva y de calidad, con calidad no nos referimos a llegarles con resoluciones altas, sino que cumplan algunas características que hacen que un usuario final retorne a consumir los recursos.

Como premisa tendremos que la mayoría usará un móvil para grabar.

Recomendaciones:

  • Duración máxima: 3 Minutos.

Dado que la mayoría de los usuarios llegarán a nuestros materiales desde Facebook es recomendable que tengan unos 2 minutos de duración, los estudios demuestran que tienen más posibilidades de ser vistos por la naturaleza de la red social y a esto tenemos que asociarle el peso en megas que hará que sea muy caro para Cuba, que es nuestro principal objetivo a alcanzar.

  • Usa un trípode

El uso de un trípode es un paso fundamental pues nuestras manos después de un tiempo se cansan y ahí el video se vuelve incomodo mirarlo. En el caso que no se cuente con un trípode buscar forma de fijar el dispositivo apoyándolo en un lugar, puedes apoyarte en un pie de micrófono. Una herramienta ideal es usar un palo de selfi que se le pueda quitar el agarre del teléfono y enroscarlo el trípode o pie que usemos.

  • Graba con el teléfono Horizontal

Uno de los puntos clásicos que hablamos cuando usamos el móvil como cámara de video es grabar con el teléfono en orientación horizontal. Si nos podemos dar cuenta la mayoría de los equipos son horizontales incluso cuando las personas ven videos en sus móviles lo ponen con esa orientación porque están acostumbrados a consumir el material multimedia así.

  • Usa un plano medio o primer plano

Este punto no es aplicable a todos los tipos de videos, algunos usaran planos más amplios si están grabando un lugar u otro tipo de escenas, esta recomendación va orientada a videos de tipo meditaciones cortas donde el predicador intenta conectar con sus miembros, busca un lugar controlado y logra un encuadre más cercano.  (Dejaremos ejemplo de los planos de cine al final y enlaces para documentarnos mejor)

  • Publica la transcripción

Si bien a muchos les gusta y pueden ver el video, es importante llegar a los que no pueden, entonces publicar la transcripción es otra opción, es decir llevar la voz a texto, y publicarlo así podemos llegar a más personas, este texto se puede subir a las redes sociales o enviarlo vía correo.

  • Audio de buena calidad

Esta es una vía muy usada principalmente sobre WhatsApp, especialmente por las personas mayores, aunque consume más que el texto, es otra forma de alcanzar mayor cantidad de usuarios. Pero, ¿Qué reto tiene? Que si vamos a escuchar algo la calidad debe ser la mínima esperada, esto implica tomar medida que iremos desarrollando en los puntos siguientes.

  • Evita sonidos no deseados (Carros, …)

Ya iniciamos la descripción asociada a la calidad del audio. El primer punto en cuanto a calidad es evitar los ruidos, especialmente los ruidos ambientes, dígase carros, viento, etc. Aquí agregamos la misma recomendación de buscar un espacio controlado.

  • Usa un micrófono externo no el del móvil

Los micrófonos de lo móviles suelen ser muy buenos y en un espacio controlado y cercano son una buena opción, pero siempre la mejor idea es usar un micrófono externo. Ya sean direccionales o de solapa, incluso los micrófonos comunes conectándolo al móvil y logrando tomas diferentes manteniendo la calidad del audio ya que cuando nos alejamos del móvil para grabar el video se pierde la calidad del audio.

  • Busca apoyo de personal capacitado

En nuestras iglesias tenemos miembros que tienen los conocimientos para que nos orienten a montar nuestro set de grabación, aunque no los tengan a tiempo completo en la producción, es muy importante que nos ayuden a tener la mejor calidad con los recursos que tenemos. Busca ayuda.

Desde el seminario también le podemos ayudar.

Anexos

Planos de cine

Sitios recomendados

https://www.ecured.cu/Plano_cinematogr%C3%A1fico

http://blogs.eltiempo.com/mil-palabras/2017/09/22/cuanto-tiempo-debe-durar-un-video-efectivo/


Ing. Samuel Figueredo

Ing. Samuel Figueredo Pérez

Asesor tecnológico. Desarrollador de software Web, Desktop y Móviles. Más de 10 años de experiencia usando tecnologías Microsoft .Net como ASP.net, ASP.net MVC, C#. Más de 5 Años de experiencia con tecnologías apache, mysql y php. Experiencia en el área del PDI (Procesamiento de imágenes y señales), Sistemas médicos PACS/RIS. Hardware. Redes de Computadoras. Administración de servidores Linux, Windows.


  • 1
Semana Santa 2020

Semana Santa 2020

Category : Noticias

¿Cómo es que se determina la fecha de la Semana Santa?
Cada año celebramos la Semana Santa en fechas comprendidas entre los meses de marzo y abril, pero ¿Por qué no tienen una fecha fija para todos los años?

Debemos partir de que la fecha está determinada por la tradición judía de la celebración de la pascua.
Desde el 1250 a.C. en los tiempos en que Moisés guía al pueblo para que saliera de Egipto, quedó establecido el ritual de la pascua como algo memorable para la nación hebrea. (Éxodo 12 y Números 9).
A partir de ese momento la fecha de la pascua vino a ser el indicador para el primero de los meses para el calendario de celebraciones y rituales de los judíos. Así se describe en el libro de Éxodo12:2 Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año.
De ahí que el mes de Nisán viene siendo el mes primero. En lengua acadia y del idioma sumerio nisag: significa retoño, primer brote. Resultando así en el primer mes del calendario hebreo bíblico, con el cual conmemoran la salida de la esclavitud en que vivían en Egipto. Ya en el moderno calendario hebreo este comienza con el mes de Tishrei del idioma acadio: tašrītu (comienzo) el cual conmemora la creación, dejando a Nisán en el séptimo mes.
Para los judíos la celebración de la pascua comienza en 14 de Nisán en la tarde cuya celebración dura 7 días y para los judíos de la diáspora dura 8 días.

¿Cómo se llega a establecer esa fecha de tal manera que en nuestro calendario nunca tiene un día fijo?
Ya dijimos que es una celebración tradicional de origen judío, por lo que ellos establecen sus fechas partiendo del antiguo calendario lunar. Los meses no coinciden con los nuestros por lo que es necesario ajustarse a sus cálculos.
Para ellos el domingo de pascua corresponde con el domingo siguiente a la primera luna llena que se ve después del equinoccio de primavera del hemisferio norte, con la particularidad de que nunca se pase de los días comprendidos entre el 22 de marzo y el 25 de abril. Los primeros cristianos celebraban la pascua conforme a la fecha y el ritual hebreo hasta que en el Primer Concilio de Nicea (año 325) se estableció que esta fuera también la fecha en que se celebrara la Pascua de los Cristianos, pero despojados de los rituales judíos ahora tendría una liturgia cristiana.

En otras palabras, podemos explicarlo de manera más sencilla.

La Tierra en su traslación alrededor del Sol pasa por dos puntos donde se aleja o se acerca al máximo del Sol produciendo así la temporada invernal para el hemisferio norte en diciembre, y verano para el hemisferio sur, y viceversa, conocido como los solsticios de verano e invierno respectivamente en los meses de junio y diciembre coincidiendo con los días 21 y 22 de esos meses.
Los equinoccios del latín: aequinoctium (aequus nocte) o (noches iguales) ocurren cuando La Tierra en su recorrido pasa por puntos en los cuales las duraciones de los días y las noches tienen mayor exactitud. Esto sucede en los meses de septiembre y marzo entre los días 20 y 21. De aquí que el calendario judío toma esta fecha de marzo como partida para celebrar en la siguiente luna llena el domingo de pascua.
Una vez establecido el domingo toda la semana es organizada. La pascua cristiana no es celebrada de la misma manera que la judía, pero sí en la misma fecha. De ahí que cada año la celebración varía entre los meses de marzo y abril.
Una vez establecida la fecha de la pascua se derivan una serie de celebraciones cristianas como la Ascensión (el ascenso de Jesús al cielo) se celebra 40 días después de Pascua, y Pentecostés 10 días después de la Ascensión. O sea, cincuenta días después de la pascua. La semana anterior a la Pascua de Resurrección es la Semana Santa, que comienza con el Domingo de Ramos donde se conmemora la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén y de ahí las demás conmemoraciones de la semana como la última cena y la crucifixión.
Algunos son de la opinión de que nadie sabe con exactitud si fue en esa semana o no los últimos acontecimientos de la vida de Jesús, algo que está bien evidenciado en las escrituras, pues ella misma dice:

Mat 26:1-2 Cuando hubo acabado Jesús todas estas palabras, dijo a sus discípulos: Sabéis que dentro de dos días se celebra la pascua, y el Hijo del Hombre será entregado para ser crucificado.
Mat 26:17-18 El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, vinieron los discípulos a Jesús, diciéndole: ¿Dónde quieres que preparemos para que comas la pascua? Y él dijo: Id a la ciudad a cierto hombre, y decidle: El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la pascua con mis discípulos.
Mar 14:1-2 Dos días después era la pascua, y la fiesta de los panes sin levadura; y buscaban los principales sacerdotes y los escribas cómo prenderle por engaño y matarle. Y decían: No durante la fiesta para que no se haga alboroto del pueblo.
Mar 14:16 Fueron sus discípulos y entraron en la ciudad, y hallaron como les había dicho; y prepararon la pascua.

Luc 22:15 Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca!

Así podemos concluir seguros de que es la semana correcta para celebrar la pascua, pero más que una fecha debemos de enfocarnos en el sacrificio de Cristo por nuestros pecados que es quien es la verdadera pascua.

Mar 14:22-24 Y mientras comían, Jesús tomó pan y bendijo, y lo partió y les dio, diciendo: Tomad, esto es mi cuerpo. Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio; y bebieron de ella todos.

Y les dijo: Esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada. De cierto os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo en el reino de Dios.

Rector: Rev. Enoel Gutiérrez E
Rector: Rev. Enoel Gutiérrez E

  • 0

¿Qué hacer en la casa?

En estos días todos hemos sido movidos a permanecer confinados en nuestras casas a causa de la pandemia del nuevo coronavirus, ahora comenzamos a buscarle sentido a esta situación y en parte se remueven las costumbres de asistir sistemáticamente a los templos.

¿Qué podemos hacer en este tiempo?

Podemos ver en el Nuevo Testamento lo fructífero que era compartir el evangelio en las casas. La iglesia del primer siglo en adelante por más de 200 años se reunía en casas compartiendo la palabra, el pan y las oraciones, hasta que después del año 325 el emperador romano Constantino comienza a dar libertad de culto a los cristianos y años después es Teodosio I quien reconoce al cristianismo como religión oficial del imperio. Comenzando así una época de auge donde se construyen templos y los templos que antes servían a otros cultos son dedicados para el cristianismo. Ocasión en la cual se revierte el modelo de iglesias en las casas para pasar a iglesias en los templos.

Después de la reforma protestante iniciada en 1517, comienza una nueva oleada de persecuciones contra los cristianos protestantes lo cual provoca el resurgimiento de pequeños grupos cristianos que se reúnen en casas.

Así también es el origen del movimiento metodista que desde la propia casa pastoral de los Wesley se daban cultos familiares a los que luego se sumaron vecinos y familiares. En este caso Susana la madre de los Wesley es una experta en esta modalidad.

La propia experiencia espiritual de Juan Wesley ocurrió en una casa donde se reunía un pequeño grupo.

Así se difundió luego el metodismo en casas que más tarde se tornaron en iglesias en locales rentados o transformados para este fin.

Sin embargo, la obra evangelizadora en el mundo entero tiene su mayor fortaleza en los grupos pequeños que se reúnen en casas para compartir la fe y el discipulado.

Tal vez resulte interesante el hecho de que la iglesia salga del templo y llegue a los hogares con un mensaje de fe, de esperanza y de salvación.

Aquí les sugiero algunos textos que le pueden motivar y de los cuales pueden sacar provecho para este tiempo.

Mateo 8:14 Vino Jesús a casa de Pedro, y vio a la suegra de éste postrada en cama, con fiebre.

Mateo 9:10 Y aconteció que estando él sentado a la mesa en la casa, he aquí que muchos publicanos y pecadores, que habían venido, se sentaron juntamente a la mesa con Jesús y sus discípulos.

Mateo 9:28 Y llegado a la casa, vinieron a él los ciegos; y Jesús les dijo: ¿Creéis que puedo hacer esto? Ellos dijeron: Sí, Señor.

Marcos 2:1 Entró Jesús otra vez en Capernaum después de algunos días; y se oyó que estaba en casa. inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra.

Marcos 7:17 Cuando se alejó de la multitud y entró en casa, le preguntaron sus discípulos sobre la parábola.

Hechos 2:46 Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas,

comían juntos con alegría y sencillez de corazón.

Hechos 5:42 Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.

Hechos 8:3 Y Saulo asolaba la iglesia, y entrando casa por casa, arrastraba a hombres y a mujeres, y los entregaba en la cárcel.

Hechos 10:22 Ellos dijeron: Cornelio el centurión, varón justo y temeroso de Dios, y que tiene buen testimonio en toda la nación de los judíos, ha recibido instrucciones de un santo ángel, de hacerte venir a su casa para oír tus palabras.

Hechos 12:12 Y habiendo considerado esto, llegó a casa de María la madre de Juan, el que tenía por sobrenombre Marcos, donde muchos estaban reunidos orando.

Hechos 16:32 Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa.

Hechos 16:40 Entonces, saliendo de la cárcel, entraron en casa de Lidia, y habiendo visto a los hermanos, los consolaron, y se fueron.

Hechos 20:20-21 y cómo nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas, testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor Jesucristo.

Romanos 16:5 Saludad también a la iglesia de su casa. Saludad a Epeneto, amado mío, que es el primer fruto de Acaya para Cristo.

1 Corintios 16:19 Las iglesias de Asia os saludan. Aquila y Priscila, con la iglesia que está en su casa, os saludan mucho en el Señor.

Colosenses 4:15 Saludad a los hermanos que están en Laodicea, y a Ninfas y a la iglesia que está en su casa.

Filemón 1:1-2 Pablo, prisionero de Jesucristo, y el hermano Timoteo, al amado Filemón, colaborador nuestro, y a la amada hermana Apia, y a Arquipo nuestro compañero de milicia, y a la iglesia que está en tu casa.

Les animo a que puedan aprovechar la oportunidad de compartir el evangelio y de brindar un mensaje de fe y de esperanzas a un pueblo que espera que solo un milagro les libre de este padecimiento.

Rector: Rev. Enoel Gutiérrez E

Rev. Enoel Gutiérrez. E.


  • 5
La Tradición en el contexto metodista cubano

La Tradición en el contexto metodista cubano

Category : Teología

Primeramente es necesario definir lo que entendemos por “tradición”. Según el diccionario la tradición es lo que se transmite de una generación a otra, puede ser noticias, composiciones literarias, doctrinas, ritos, costumbres. Se deriva del latín “tradere” que significa “transmitir” o “pasar a”.

La tradición forma uno de los cuatro aspectos que aparecen en el cuadrilátero metodista. Es secundaria a la Biblia, como metodistas nos hacemos eco del gran aporte de Martin Lutero en la Reforma Protestante, cuando expresó: “La sola Escritura es la Regla de Fe”.

Algunas personas sienten rechazo a la tradición por la forma en que la Iglesia Católica Romana la ha enseñado. (No podemos olvidar que en nuestro contexto latinoamericano, el catolicismo lleva 5 siglos y sus enseñanzas están impregnadas en muchos sectores de la población) La Iglesia Católica en su catecismo enseña que la tradición tiene igual autoridad que la Biblia. Por esa razón los católicos tienen imágenes y las adoran, aun cuando la Biblia condena dicha práctica. Creen en la existencia de un purgatorio, aun cuando el mensaje de la Biblia es contrario a esa creencia. Enseñan sobre la infalibilidad del papa, cuando sabemos que como hombre es pecador y puede equivocarse.

Todos esos argumentos y muchos más, son aceptados y enseñados en el catolicismo, por ser aprobados en sus concilios o por el papado, debido a la autoridad que la tradición posee en esa iglesia.

Los protestantes (evangélicos) diferimos de esa creencia, creemos que ninguna tradición humana puede sustituir la verdad que presenta la Biblia. Pero reconocemos que cuando la tradición está alineada a los preceptos bíblicos posee gran importancia al buen desarrollo de la Iglesia. (El Nuevo Testamento en gran parte es tradición, porque toda la doctrina que enseñó Jesucristo se fue transmitiendo de generación a generación hasta nuestros días)

Continuando en esa línea de pensamiento, podemos decir que la mayor parte de la tradición que aparece en el Nuevo Testamento y que Jesús y los apóstoles cumplieron, tienen sus orígenes en el Antiguo Testamento.

La cuestión radica en saber, si Jesús aceptó o rechazó la tradición de su pueblo Israel.

El texto más utilizado por quienes se oponen a la tradición en nuestros días, se encuentra en el Evangelio de Mateo.

Mateo 15:1-9.

En dicho texto los fariseos acusan a los discípulos del Señor de violar la tradición de los ancianos al comer con las manos sin lavar. Jesús reacciona al ataque y los confronta con una acción aun peor por parte de ellos, que los llevaba a no cumplir con la Ley que ellos defendían por causa de su tradición, en este caso la obligación que tienen los hijos de cuidar y respetar a sus padres.

La pregunta sería: ¿Por qué reaccionó así Jesús?

Primeramente tenemos que saber en qué consistía la tradición de los ancianos.

En el periodo intertestamentario (los 400 años de silencio) existía la ley oral de Moisés. Esta ley oral contenía instrucciones detalladas que no se encontraban en los escritos de la Tanak (La Biblia hebrea o Antiguo Testamento) Básicamente, los ancianos en Israel (Maestros de la Lay, fariseos) incorporaron esta ley oral a su tradición (aunque otros grupos como los saduceos no la aceptaban). Pero los fariseos consideraban que esta tradición tenía la misma autoridad que la Ley en el Antiguo Testamento.

Posteriormente esa ley oral o tradición de los ancianos se fue poniendo por escrito, algunas de sus secciones, en uno de los escritos de gran relevancia para los judíos “la mishná”.

¿Qué les condena el Señor?

Les condena que ellos movido por sus razonamientos habían desplazado el mandamiento y lo habían sustituido por su tradición.

La ley de Moisés en el Antiguo Testamento tiene 613 mandamientos. Pero con el decursar del tiempo los rabinos en este caso los maestros de la Ley fueron reinterpretando y dando nuevos aportes a la Ley, así la adaptaban a las necesidades de su tiempo.

Jesús les dice que el mandamiento en la Ley ordenaba que los hijos tenían la obligación de cuidar a sus padres en la vejez y tratarlos con respeto y gratitud. Sin embargo, los líderes religiosos enseñaban que un hijo podía usar la tradición oral para no ayudar a sus padres. El colmo de su hipocresía es que estaban tratando de usar la Palabra de Dios como excusa para no cumplirla.

Por esa razón Jesús condena sus prácticas al decirles, que estaban “enseñando como doctrina, mandamientos de hombres”.

Después de analizar esto, podríamos preguntarnos ¿Era Jesús contrario a la tradición?

La evidencia bíblica demuestra que no, por el contrario, existe suficiente base para demostrar que Jesús y sus seguidores cumplieron a cabalidad con la tradición de su pueblo en su tiempo.

Mateo 26:17

En ese pasaje se muestra al Señor participando de la fiesta de Pascua y la fiesta de los panes sin levadura.

Estas dos fiestas que tuvieron sus inicios en la gran liberación del pueblo de Israel en Egipto, forman parte indispensable de la tradición de Israel hasta nuestros días.

Juan 7:10.

En este pasaje Jesús está celebrando otra de las grandes convocaciones de Israel, la fiesta de los tabernáculos, que también se originó durante el éxodo desde Egipto a Canaán.

Pero al demostrar que Jesús cumplía con estas fiestas las cuales eran parte de la tradición en su tiempo, algunos podrían decir que esto está dado porque formaban parte de las obligaciones del pueblo de Israel en la Ley. Eso es cierto, pero era tradición también. Sin embargo veamos otro ejemplo.

Juan 10:22-24

Juan describe que la fiesta de la dedicación se celebraba y que era invierno.

¿De qué fiesta habla Juan aquí?

Se trata de la fiesta de “Hánukka” o fiesta de las luces. La misma se celebra en Israel hasta nuestros días en el mes de diciembre.

¿Cuándo y por qué surgió esta fiesta?

Surge en el año 164 a.C. se celebra la dedicación del templo de Jerusalén hecha por Judas Macabeo.

Aproximadamente en el año 167 a.C, Antíoco IV epífanes rey de los seléucidas entró en Jerusalén y profanó el templo poniendo una estatua de Zeus en el templo y haciendo un sacrificio de cerdos en el altar, además de prohibir a los judíos la observancia de la Ley de Moisés. Esto trajo como consecuencia el inicio de una guerra, llamada la “guerra de los macabeos”. Se le llama así porque el líder judío era Judas y le pusieron por sobrenombre “macabeo” que significa “martillo”.

Tras la victoria de Judas sobre los seléucidas, el mismo, una vez liberada la ciudad de Jerusalén, entró en el templo y derribó el altar profanado por Antíoco y construyó un nuevo altar. Pero había un problema, para la dedicación del templo no tenían aceite para encender el candelabro (menorah) Entonces encontraron escondido una vasija con un poco de aceite de oliva virgen. El aceite era poco, pero con el pudieron encender las 7 lámparas del candelabro y sucedió que con ese aceite el candelabro estuvo alumbrando 8 días. Así quedó dedicado nuevamente el templo para el culto a Yahveh y desde ese día formó parte de la tradición de Israel celebrar la fiesta de hánukka, hasta la actualidad. Esta fiesta por su forma se parece un poco a la navidad, pues se decoran con luces los árboles y casas, por eso es conocida como fiesta de las luces también.

Entonces, encontramos aquí a Jesús cumpliendo con una parte de la tradición que surgió en el periodo de silencio.

De la misma forma que Israel, la Iglesia a través de los siglos de existencia ha formado su tradición. Muchas de las celebraciones que la Iglesia hoy tiene, no están reflejadas en los escritos del Nuevo Testamento, como muchas de las celebraciones de Israel que el Señor cumplió no aparecen en los escritos del Antiguo Testamento.

Es lamentable que en la actualidad algunas personas se hayan levantado en contra de la tradición de la iglesia, queriendo despojarla de su función en la misma.

Entre los elementos de la tradición que más ataques reciben, está la celebración de la Navidad y con ella el uso del arbolito de navidad y la celebración de Semana Santa y el uso de la cruz en los templos.

¿Qué argumentos usan quienes se oponen a estas celebraciones?

Según ellos, la principal razón es que estas celebraciones fueron precedidas por fiestas paganas o tienen alguna conexión con prácticas paganas en el pasado.

  • Navidad y el arbolito navideño.

La Navidad es una de las celebraciones cristiana que más ataque ha recibido por quienes se oponen a la tradición de la Iglesia. Dentro de esta celebración también se ataca el arbolito, el cual es una representación de dicha celebración.

Sus detractores alegan que la navidad no se debe celebrar porque tanto la fiesta como el arbolito proceden de celebraciones paganas.

Antes de hacer cualquier juicio, es necesario conocer las razones por las cuales la Iglesia instituyó estas celebraciones aboliendo con ellas antiguas celebraciones paganas.

Primeramente la navidad es la fiesta cristiana que celebra el nacimiento del Niño-Dios, Jesucristo.

Esta fiesta abolió la celebración pagana de festejar el “día del sol invicto”.

¿Por qué la Iglesia hizo esto?

En los primeros siglos de historia de la Iglesia no hay registro de que se celebrara la Navidad. La posible razón estaba dada en que en esas épocas se celebraba el cumpleaños del emperador romano y los cristianos quizás no querían que Jesús pareciera un emperador. Pero en el siglo IV sucedió algo que obligó a la Iglesia a buscar una fecha que representara el nacimiento del Señor.

Apareció una de las herejías más terribles que atacaba directamente la divinidad de Jesús. Esa herejía es conocida como “arrianismo”, su fundador se llamaba Arrio, quien fue ordenado en el año 311 en la ciudad de Alejandría.

Arrio enseñaba que Jesús no era realmente Dios, según él, era una persona extraordinaria, maravillosa, perfecta, pero no era Dios mismo. En su enseñanza predicaba que Dios había creado a Jesús para que lo ayudara a salvar a la humanidad. Debido a su ayuda, Dios le dio el título de “Dios”, pero no era verdadero Dios desde su nacimiento, sino que llegó a serlo después de adulto gracias a su misión cumplida en la tierra.

Esta teoría de Arrio arrastró a muchas personas, por lo que fue necesario por parte de la Iglesia convocar un concilio para analizar semejante herejía.

El 20 de mayo del año 325 en la ciudad de Nicea se reunieron unos 300 obispos de todo el mundo. Allí se condenó a Arrio como hereje, y se condenó el arrianismo como doctrina herética.

En este concilio quedó establecido el llamado credo de Nicea, que dice así:

“Creemos en un solo Señor Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos. Dios verdadero de Dios verdadero. Engendrado, no creado”.

Pero Arrio no se dio por vencido y siguió pregonando sus malas enseñanzas. Por lo que era necesario hacer algo para frenar la herejía y poner en alto el mensaje de la divinidad del Señor desde su nacimiento.

En ese entonces gobernaba la Iglesia Julio I, y este hombre entendió que si celebraba el nacimiento del Señor sería una forma rápida y eficaz de frenar la herejía de Arrio. Con la celebración del nacimiento del Niño Dios, las personas comprenderían que Jesús es Dios desde su nacimiento y no después de grande como enseñaba el arrianismo.

La cuestión radica en que fecha tomar para dicha celebración. Ya en siglos anteriores algunos teólogos de la Iglesia habían sugerido algunas, pero nadie sabía con exactitud cual fuera la fecha correcta. Por ejemplo Clemente de Alejandría en el siglo III decía que era el 20 de abril, Epitafio sugería el 6 de enero. Otros proponían el 25 de mayo y había quienes sugerían el 17 de noviembre.

Entonces Julio I ante la falta de datos para fijar la fecha, tuvo una idea genial, tomó la fecha en que se celebraba una fiesta muy popular en el contexto romano llamada “el día del sol invicto” y sustituirla por la celebración del nacimiento de Jesucristo.

¿Por qué hizo esto?

En el hemisferio norte en oriente a medida que se va acercando diciembre los días se tornan más cortos y el sol brilla con menos fuerza. El día 21 de diciembre se registra el día más corto del año y la gente en su ignorancia creían que el sol podría desaparecer y ellos quedarían a merced de las tinieblas y el frio hasta morir.

Pero a partir del 22 de diciembre los días se van alargando nuevamente y así el sol aparece con mayor fuerza. Por esa razón las personas tomaron el 25 de diciembre para celebrar el nacimiento del sol invicto.

¿Por qué la Iglesia tomó esa fecha?

Es sencillo, para los cristianos ¿Quién es nuestro sol?

Los cristianos comenzaron a predicarles a las personas en aquel entonces diciéndoles que Jesucristo es la Luz verdadera, Él es nuestro verdadero sol. La Biblia así lo afirma.

Apocalipsis 21:23 “La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brille en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el cordero es su lumbrera”

Además de esto, también se alegaba que Jesús al morir fue sepultado tres días, muchos creían que no se levantaría y que estaría perdida para siempre la humanidad, pero al tercer día Jesús resucitó y su luz derrotó las tinieblas del pecado.

Escoger el mismo día de la fiesta del sol invicto para celebrar el nacimiento de Jesucristo, fue una vía certera para destruir una celebración pagana y así sin palabras decirle a la humanidad, el verdadero sol invicto no es ese que adoran, sino aquel que vino para destruir las tinieblas del pecado y la muerte y darnos la vida eterna, Jesucristo.

  • El arbolito de Navidad.

Dentro de la Navidad se acostumbra a poner un arbolito que sin palabras anuncia esta celebración.

Sin embargo en muchos lugares se ha atacado esta tradición y algunas personas sacan de los templos y casas los arbolitos, alegando que proviene de un contexto pagano.

¿Cuándo surgió esta tradición y por qué?

El árbol de Navidad viene para eliminar una vieja tradición pagana de los germanos, los cuales creían que la tierra y los astros dependían de un árbol gigantesco. Así ellos hacían fiesta alrededor de un roble que representaba según se dice al dios odin.

En el año 740 Bonifacio el evangelizador de Alemania e Inglaterra, derribó ese roble y en su lugar puso un pino, enseñando que el pino representaba el amor eterno de Dios.

Al pino le puso velas y cada uno de los objetos que se decoran en el arbolito tiene un paralelismo con la enseñanza bíblica:

    • El pino representa el amor eterno de Dios y la vida eterna.
    • Las luces representa la luz que emana Jesús y la gracia divina.
    • Las bolitas que lleva el árbol representa los dones que Dios da a los hombres.
    • La estrella representa la fe que guía nuestras vidas.
    • Las cintas y moños representan la unión familiar y la presencia de nuestros seres queridos alrededor de nuestros dones.
    • La forma de triángulo del árbol representa la divina Trinidad.

Como vemos, el arbolito de Navidad nos aporta una buena forma de predicar el Evangelio. Lejos de ser un problema, es una gran bendición para la iglesia.

  • Semana Santa y la Cruz.

Otra celebración cristiana que no ha quedado fuera del ataque de quienes se oponen a la tradición de la Iglesia es Semana Santa.

Sus detractores alegan que su origen proviene de una celebración pagana, la cual se originó en Babilonia al dios tamuz, quien era conocido como el hijo del sol y la luna.

Dejando a un lado todos esos argumentos sin sentido, nos preguntamos:

¿Qué celebramos en Semana Santa?

Cada día de la celebración se da especial atención a lo que Jesús hizo y enseñó la última semana de su ministerio terrenal. Esto no es algo que nosotros inventamos, sino que la tradición de la Iglesia lo que hizo es transmitir lo que el Evangelio enseñó.

Si analizamos, en los Evangelios se da especial atención a esta semana. Lo que Jesús hizo en esa semana ocupa más de un tercio de cada Evangelio:

    • En Mateo se le dedica desde el capítulo 21 hasta el 28
    • En Marcos se le dedica desde el capítulo 11 hasta el 16.
    • En Lucas se le dedica desde el capítulo 19 hasta el 24
    • En Juan se le dedica desde el capítulo 12 hasta el 21.

Es tan importante lo que Jesús hizo esta semana que los Evangelios así lo demuestran. Por eso Semana Santa representa una de las celebraciones más importante en la tradición cristiana.

  • La Cruz.

El colmo es que algunas personas hoy en día quitan la cruz de los templos alegando que representa una antigua tradición pagana, la t de “tamuz”.

¿Qué dice la Biblia de la cruz?

Primero, la cruz significa el sacrificio tanto el que Dios hizo por nosotros, como el sacrificio nuestro al seguir a Jesús. Mateo 16:24.

Segundo, la predicación de la cruz fue locura para los judíos al escuchar que se podía recibir la salvación sin las obras de la Ley, solo creyendo en Jesús y su sacrificio en la cruz. 1 Corintios 1:18.

Tercero, el mensaje del sacrificio de Jesús en la cruz es símbolo de unidad y destrucción de las enemistades. Efesios 2:14-16.

¿Dónde radica el problema?

Que muchas de las celebraciones cristianas sustituyeron viejas celebraciones paganas, aboliéndolas y en su lugar establecieron la predicación del Evangelio. Preguntamos ¿Esto es malo?

¿Qué hace el Evangelio en el ser humano?

No es acaso algo similar.

Podemos entender que el Evangelio convierte a un pagano en un cristiano, y no podemos entender que de esa misma forma la fe en Jesucristo, no solo transforma al ser humano, sino, que también cambia su cultura, su contexto.

Si van a usar esos argumentos porque existieron en la antigüedad, celebraciones provenientes del paganismo, entonces: ¿renunciarán también a predicar de la creación o el diluvio? Por la sencilla razón que existen relatos similares en la cultura de los caldeos.

La mejor respuesta la tenemos en el testimonio de nuestra Iglesia Metodista en Cuba. Si analizamos la iglesia que tenemos, con la misma iglesia hace 30 años atrás, vemos una gran diferencia.

Hace 30 años atrás no se permitían  el uso de tambores en los templos, porque las pocas personas que teníamos decían que esos instrumentos eran usados para cultos al diablo en la santería.

No se aceptaba que se ministrara experiencias con el Espíritu Santo, porque las manifestaciones como caídas, hablar en lenguas y otras, se parecían a lo que algunos veían en centros espirituales y por ello la gente tenía miedo involucrarse en algo que desconocían.

Pero ¿Qué iglesia teníamos 30 años atrás? Era una iglesia raquítica, con templos vacíos y cultos celebrados sin música, ni danzas, porque eso era cosa del mundo.

Si lo que está sucediendo ahora con el matrimonio igualitario hubiese sido 30 años atrás, la iglesia no hubiese podido hacer nada, nos hubieran pasado por arriba.

¿Qué hizo la Iglesia Metodista en estos 30 años?

Se preocupó por que las personas se conviertan y cambien.

Pero también trabajo en convertir y transformar la cultura cubana. Hoy nuestros tambores suenan distintos a los que usan en la santería, y aunque son instrumentos similares, los nuestros dan alabanzas al Dios vivo.

Hoy el Espíritu Santo ministra abiertamente en nuestros cultos y por ende los templos están llenos de vidas que vienen a ser revestidos del poder de Dios.

Hoy nuestra gente se goza, canta y baila para Dios, porque la Biblia así lo enseña.

Por otra parte, si las personas no celebran Navidad, y quitan los arbolitos. Si no celebran Semana Santa y quitan la cruz, por aludir que en algún momento sustituyeron practicas paganas y por ende ellos opinan que no pueden mezclarse con nada que en un momento fue precedido por algún tipo de práctica proveniente del paganismo, entonces son hipócritas. Porque todos los días se levantan y acuestan con objetos que en sus inicios provenían del paganismo. Veamos algunos ejemplos:

    • La corbata: Tiene un origen pagano, representa a la diosa Osiris, señora de las pirámides. Pero además el origen de la corbata está ligado a un complemento de connotación sexual. En las religiones paganas se celebra el culto a la fecundidad, en todas tienen un dios de la fecundidad y su culto era una orgía sexual. La corbata como tal representaba el miembro viril masculino (el pene) y la portaba tanto hombres como mujeres.
    • El anillo: Esa prenda que hoy es usado por todos como un símbolo de amor eterno que se juran las parejas al casarse, también provienen de un contexto pagano. En Egipto los hombres usaban el anillo en una ceremonia para controlar los espíritus en la mujer.
    • El pantalón: también tiene un origen pagano. En la antigüedad los hombres usaban túnicas. Según se dice los primeros que emplearon esta prenda fueron los celtas hace unos 2600 años atrás. Su nombre se origina, según algunos estudiosos por el apodo que se les dio a los venecianos que usaban unos calzones largos en honor al santo que veneraban, quien era conocido con el nombre de “pantaleon”.

Entonces, después de ver estos ejemplos, si esas personas renuncian a la tradición por todos los elementos expuestos en este estudio, tendrían que salir de los templos y volver a las catacumbas, tendrían que dejar de usar pantalones y volver a vestir con túnicas.

Para terminar, quiero hacerlo meditando en el texto de Hebreos 12:1:

“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante”.

Sin entrar en un análisis exegético del texto, solo quiero detenerme en una palabra “asedia”.

Para ello, es necesario definir primeramente que entendemos por “pecado”, lo cual según Santiago “saber hacer lo bueno y no hacerlo, es pecado”.

La frase “que nos asedia” se traduce del griego “euperistatos”, pero como es la única vez que aparece este vocablo, es necesario buscar su significado en uno muy parecido el cual es “euperispastos” y significa “que nos distrae fácilmente” también se puede entender “que nos bloquea”, “acorrala”, “encierra”, etc.

El significado principal es “que nos distrae fácilmente”, precisamente eso es lo que está pasando en esas personas que opuestos a la tradición hoy atacan las grandes celebraciones de la Iglesia. Mientras están distraídos en esos asuntos sin fundamentos, están dejando de correr la carrera y de hacer lo que el Señor nos ordenó en la gran comisión.

Como metodistas, somos fieles a nuestra tradición, porque toda ella está respaldada en las Sagradas Escrituras. Creemos que la tradición de la Iglesia es el medio por el cual nosotros transmitimos la doctrina del Evangelio a las próximas generaciones, y haciéndolo así, aseguramos que la fe en Jesucristo siga viva de una generación a otra. Amén.

Rev. Javier Díaz, PhD.


  • 4
Listado Curso 2017

Listado de estudiantes para entrar al Seminario, Septiembre del 2019

Category : Informaciones

Pinar del Rio
Juan Carlos Hernández Vázquez
Yankiel Hernández Acanda
Osmel Campo Lugo
Bairan Miguel Milort Patterson
Yoandri Tellez Maldonado

Habana
Leidis Guerra de la Torre

Matanzas
Dianelis Cruz Pereira

Cienfuegos
José Raúl Castellano Santana
Francisco Batista Velázquez
Juana Mabel Eloy Valladares

Central
Antonio Hernández Gonzalez
Omar Santana Velázquez
Leonardo Rodríguez Pena

Sancti Spiritus
Leinier Díaz Ponce de León

Ciego de Ávila
Adriana Reyna Riverón
Alis Rodríguez Urguelles
Marleidis Delgado Ramírez
Yadira Toledo Pérez

Camagüey
Yanet Marrero Hernández

Holguín Centro
Carlos Daniel Aliaga Castillo
Neuris Domínguez López
Yoandris La Rosa Bermúdez

Holguín Norte
Yolanda Hernández Castellanos
Abelardo J. Hernandez Suarez
Rolando Velázquez Laurencio
Jorge José Estupinan Sánchez
Luis Pena Rodríguez
Yanet Marrero Gonzalez

Sierra Maestra
Raimer Garcell Castellano
Leandro Rodríguez Álvarez
Geiner Luis Fritze Silva
Esleider Hidalgo Dominguez

Santiago de Cuba
Joel Perez Peña
Luis Rodríguez López
Grismel Godoy López

No hay estudiantes de (La Isla, Artemisa, Mayabeque, Las Tunas)